Abierta al público la muestra Boshingtown en la sede Bosa

Publicado el 08/11/2017

Fotografía Exposición Boshingtown

Convencido de que el arte no tiene la obligación de cambiar el mundo, pero si mucho por ayudar en este objetivo, Andrés Millán, un joven fotógrafo de Bosa, prepara junto a ocho artistas más, Boshingtown, una exposición de videos y fotografías que muestran, desde la óptica de sus lentes, otra visión de la Localidad Séptima del Distrito Capital, la cual estará abierta, desde este viernes 10 de noviembre, en la sede Ciudadela Universitaria El Porvenir de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

Y es que este artista, que se autodenomina un desertor académico, luego de que abandonará sus estudios de Artes Plásticas, cuando cursaba séptimo semestre en la Universidad Distrital, debido a la incertidumbre entre estudiar o trabajar, ha dedicado su labor como fotógrafo a trabajar con la gente, creando procesos con las comunidades, más allá incluso del mismo arte.

Esta visión social del quehacer artístico la descubrió en el año 2013, mientras participaba en Artecámara Tutor, un programa de la Cámara de Comercio de Bogotá, hoy denominado ArtBo Tutor, en el que en el año 2014, tuvo la oportunidad de realizar un trabajo fotográfico titulado “Invisibles”, con personas en condición de discapacidad y sus cuidadores, en las localidades de Bosa y Kennedy, el cual fue publicado, con excelentes críticas, en Estados Unidos y varios países de Europa.

Gracias a este proyecto artístico muchas de estas personas invisibles para la sociedad recibieron aportes, donaciones y la oportunidad de participar en talleres de creación de microempresas, lo que le mostró a Andrés que el arte, más allá del gusto estético, conceptual o filosófico, podría representar un verdadero compromiso con la sociedad.

Millán se define como fotógrafo, más allá de artista, alguien que encontró en la fotografía un argumento para repensar y reconciliarse con la realidad, desechando lo que llama, “la visión vampirezca del arte, que solo le chupa la sangre a la sociedad, sin hacer nada por la gente”, critica el joven fotógrafo.

Así mismo, Millan está convencido de que el arte debe dejar de ser solo para los expertos y permitir que la gente del común también tenga acceso, por lo que se ha involucrado con la localidad, la gente y sus vivencias en un proceso de formación – creación.

Es así como surge Bochinwton, enmarcado en el proyecto Salones Locales de Artes Plásticas, liderado por el Instituto Distrital de las Artes, Idartes, donde reúne diferentes visiones de artistas que viven en la localidad y que se interesan por ella, para crear trabajos personales y publicaciones independientes, sin que esto signifique la inversión de grandes presupuestos.

En la muestra, cada uno de los ocho expositores seleccionados presentarán su creación, ya sea en fotografía o video, e incluso, como Andrés lo resalta, algunos de ellos no son artistas en sí, sino personas que, desde sus profesiones u oficios, presentan su particular visión de Bosa.

Bajo la organización del Sistema de Bibliotecas de la Universidad Distrital, la exposición Boshingtown, estará abierta al público, con entrada libre, hasta el próximo 30 de noviembre y según su mentor y curador, Andrés Millán, se espera que en el primer semestre del 2018 se reabra en la Cámara de Comercio de Bogotá, sede Kennedy.

 

Boshingtown