Maestría en Infancia y Cultura graduó estudiante sorda

Publicado el 24 de septiembre del 2018

Maestría en Infancia y Cultura graduó estudiante sorda

En las ceremonias de grados llevadas a cabo el pasado viernes 22 de septiembre, recibió su título de Magister en Infancia y Cultura, la estudiante sorda Viviana Macías Aldana.

Para esta amante de los niños y la educación, este título significa “algo increíble”, por la felicidad que le generó y el gran reto que asumió durante los dos años de su formación en los que, a pesar de los momentos difíciles, de rabia, cansancio y estrés, logró grandes aprendizajes muy positivos para su vida.

La razón por la cual escogió esta Maestría, es porque coincide con su trabajo de pregrado como Pedagoga, en el que investigó y profundizó acerca de la relación didáctica y la narrativa visual.

Viviana aseguró que le interesa continuar sus estudios, se proyecta para hacer un Doctorado y continuar formándose para perfeccionar su trabajo con niños sordos de preescolar, profundizando en sus competencias comunicativas y en lo que respecta al ingreso e inclusión en las instituciones educativas. La graduanda se considera una persona del común que sigue trabajando por la infancia.

Ella ve su situación como un ejemplo, no una incapacidad, sino una capacidad, en su mensaje: “Soy una persona sorda, pero me comunico por medio de mi lengua, la lengua de señas; es fácil, busco el servicio de interpretación y genero mi identidad como persona sorda. Así he sido vista, no es pensar que el mundo es una barrera, sino al contrario es un nuevo reto para la comunidad sorda”.

Viviana anima a la comunidad sorda y los invita a buscar otras opciones, involucrarse socialmente, contrarrestar el aislamiento y asumir nuevos retos como la formación posgradual, aprovechando las nuevas oportunidades y experiencias académicas que actualmente ofrece la Facultad de Ciencias y Educación de la Universidad Distrital. Por esta razón agradece a la Maestría en Infancia y Cultura, por facilitar su formación y al proyecto Formación de Profesores para Poblaciones con Necesidades Educativas Especiales (Nees). También agradece a su familia, a los intérpretes que la acompañaron durante su proceso, y principalmente a Dios.

Su mamá Olga María Aldana aseguró sentirse muy orgullosa, con muchas emociones encontradas, por la retribución a sus esfuerzos desde que se supo que su hija tenía esa condición. Siempre le ha brindado su apoyo y la anima a salir adelante por medio de la educación, sin desconocer que su hija difícilmente se da por vencida y siempre se exige excelencia en sus proyectos. Esta valerosa mujer quiere enviar un mensaje a los padres y madres de niños con características similares, para que no se dejen abatir por las circunstancias que enfrenten.