Seminario de formación docente y práctica pedagógica

Publicado el 11 de marzo del 2019

performance

El Seminario de formación docente y práctica pedagógica de la Licenciatura en Humanidades y Lengua Castellana finalizó con cinco puestas en escena a modo de performance basados en la reflexión de las distintas concepciones y modelos acerca de lo que es ser practicante, esto como el preámbulo de lo que será la práctica docente a partir de octavo semestre.

El profesor Óscar Bello líder de esta iniciativa y quien concertó con sus alumnos las distintas propuestas, buscó poner en evidencia el aprovechamiento que se hizo de los estudios, análisis y aprendizajes realizados en clase, con el fin de que los practicantes lleguen a los colegios a generar escenarios de construcción del conocimiento y no de repetición de los mismos.

Así es entonces como los estudiantes de séptimo semestre se organizaron en grupos, hicieron propuestas, guiones y manejaron sus recursos, proponiendo diversos performances, donde fueron caracterizados el maestro tradicional, el maestro constructor, el maestro descubridor, el maestro tecnológico, con sus propias condiciones y características.

El docente Óscar Bello aseguró que “la idea era mostrar el maestro basado en la memoria, en los contenidos, desde una rigidez extrema en la disciplina hasta un maestro que sin dejar de ser riguroso convierte el aula de clase en un escenario de creatividad, proposición, búsqueda”.

Por su parte, la estudiante Jemmy Siachoque afirmó: “seleccionamos el performance ya que pone en primacía el cuerpo, no queríamos algo tan teórico sino más bien vivencial. Partimos de una teoría que se fundamentó en el aula y queríamos compartirlo con la comunidad académica y que se involucraran”.

La joven dio a conocer que se gestaron propuestas de sub grupos que eran totalmente distintas, así fue como se pensó en dar a conocer esa diversidad de ideas y en medio de ella se viera la construcción de cada uno; recalcó que lo más importante es reconocer que el ser humano no es una masa homogénea, darnos cuenta que cada individuo es un mundo.

Marylen Vaquiro, también participante de esta jornada, indicó que esta actividad surge como una alternativa a no solo quedarse en una evaluación y responder una serie de preguntas entorno a conceptos y teorías estudiadas, sino se convirtió en un momento y una oportunidad de exponer los conocimientos como manifestación en otros espacios, una estrategia donde se materializa los conocimientos. Resaltó que estas acciones aportan al encuentro con las prácticas que próximamente vivirán, en pro de una experiencia apropiada con los menores.

La jornada se llevó a cabo en la sede Macarena B de la Facultad de Ciencias y Educación en forma de recorrido, en donde se evidenció el aprendizaje, entusiasmo y disposición de los estudiantes al proyectarse como maestros marcando la diferencia.