UDistrital responde a la denuncia del concejal Rubén Torrado

Publicado el 24 de octubre del 2018

sede bosa

La Universidad Distrital Francisco José de Caldas respondió a la denuncia del concejal de Bogotá, Rubén Torrado

Tras conocer la denuncia, la Universidad Distrital verificó la bitácora del proceso contractual y consolidó la evidencia para responder al cabildante y hacer las aclaraciones a los integrantes de la comunidad universitaria y a la opinión pública.

La denuncia del concejal de Bogotá, Rubén Torrado, señala supuestos sobre-costos en la adquisición de sillas que fueron compradas para los laboratorios de la sede Bosa El Porvenir, por un valor unitario de $ 1.500.000 pesos; cuyo costo real, según él, es de $ 370.000 pesos en el mercado. Además, afirma que el contrato se adjudicó directamente a la empresa seleccionada sin existir previo proceso de subasta.

Lea ​​​​​​U. Distrital pide que concejal rectifique denuncias sobre presunto caso corrupción

La Universidad Distrital se propone desvirtuar de modo contundente esta acusación. A través de la Resolución No. 548 del 9 de octubre de 2017, la Institución ordenó la apertura del proceso con la publicación del aviso de convocatoria pública No. 014 de 2017, mediante la modalidad de Subasta Inversa Presencial. El objeto fue adquirir el mobiliario especializado y de alta calidad para los laboratorios de la citada sede, de acuerdo con las especificaciones del pliego de condiciones, en el marco del Pacto por la Transparencia suscrito institucionalmente, el cual vela por la imparcialidad y la selección objetiva en la evaluación de la contratación.

Al proceso se presentaron cuatro oferentes: LAB BRANDS SAS, ANALYTICA SAS, UNION TEMPORAL MOBILIARIO 014-2017 y WESEMANN GMBH E - ICL DIDACTICA LTDA UT. En la valoración inicial el equipo especializado determinó que ninguno de ellos cumplía con la totalidad de los requerimientos publicados por la Universidad, a pesar de que las cuatro empresas ofrecieron todos los productos solicitados, incluidas las sillas. Por esta razón, se permitió a los proponentes realizar, de acuerdo con las normas, algunos subsanes a la oferta. El procedimiento de subsanación y el consolidado de las respuestas a las observaciones realizadas por los evaluadores fueron publicados.

Surtidos los procedimientos contractuales que dicta la ley 80 de 1993 y el Decreto 1082 de 2015, el 7 de diciembre del año 2017 se realizó la audiencia de Subasta Inversa Presencial, la cual concluyó nuevamente con la evaluación de las cuatro propuestas; de las cuales 3 fueron descalificadas y una habilitada: la firma WESEMANN GMBH E - ICL DIDACTICA LTDA – UNION TEMPORAL, a que se le adjudicó el contrato por cumplir con los requerimientos. Esta decisión estuvo apoyada en el artículo 2.2.1.2.1.2.2., del Decreto 1082 de 2015, el cual a la letra determina: “…Si en el proceso de contratación se presenta un único oferente cuyos bienes o servicios cumplen con la ficha técnica y está habilitado, la entidad estatal puede adjudicarle el contrato al único oferente si el valor de la oferta es igual o inferior a la disponibilidad presupuestal para el contrato, caso en el cual no hay lugar a la subasta inversa…”.

El valor global asignado al contrato fue de $5.015.972.349 pesos, costo que incluía el Impuesto al Valor Agregado [IVA] y demás tributos, tasas y contribuciones, así como los costos directos e indirectos, para cubrir la compra de todo el mobiliario a fin de dotar los laboratorios de biología, microbiología, química, calidad del agua, ecología y zoonosis; además, servicios públicos y calidad del aire, entre otros. En este sentido, se buscó que las sillas cumplieran especificaciones de alta calidad, como gran resistencia al uso y a las condiciones bacterianas y microbianas; calidades ergonómicas y garantía de 10 años, razón por la que los requerimientos fueron exigentes.

Es necesario aclarar el hecho de que el valor de la silla marca Bimos referencia Labsit 4 – 9125, que además no es para uso en oficina sino para laboratorios especializados, es de aproximadamente 340,00 € en el mercado, equivalentes a $1.198.952 pesos, sin contemplar los impuestos y trámites de importación. Cabe anotar que la oferta económica presentada por WESEMANN fue de $1.250.000 pesos más IVA, para un total de $1.487.500.

En el mercado existen varios distribuidores de estas sillas, entre ellos Sedie Pro y Büromöbel, que tal como se evidencia en sus páginas de internet, la comercializan en 339,00 € y 333,45 €, respectivamente; de modo que al hacer el cambio a pesos e incluir el IVA, el valor total es de $ 1.428.385 pesos, sin incluir los costos de importación.

En consecuencia, se constata que, contrario a la denuncia del Concejal, no se presentaron sobre-costos en la oferta seleccionada, ni hubo asomo de corrupción, pues los precios del mercado así lo demuestran. Por el contrario, la Universidad se ha venido transformando y de esa manera adelanta un trabajo riguroso, con transparencia, en los procesos de contratación, información que se encuentra disponible para los ciudadanos y los entes de control en el portal de contratación de la página web institucional de la Universidad y en el SECOP.

Finalmente, la Universidad Distrital invita al concejal, a revisar la totalidad de la documentación y soportes, y respetuosamente, a que rectifique sus afirmaciones.